Si te dijera que en tu casa, no hay un sólo vaso vacío ¿podría ser cierto? Así es, aunque no veas nada dentro de los vasos, todos están llenos completamente de aire.

¿Crees que el aire no cuenta? todo lo contrario, el aire es una substancia que ocupa mucho lugar. En el siguiente experimento lo puedes comprobar:




Dificultad: Experimento muy fácil.


Material: un vaso "vacío" (o lleno de aire), un pañuelo desechable, un recipiente mucho más grande que el vaso, agua.



¿Cómo hacerlo?

  • Llena con agua tu recipiente grande, hasta una altura mayor a la de tu vaso. En nuestro video, hemos pintado el agua con un colorante vegetal.
  • En el fondo de tu vaso, coloca el pañuelo desechable; arrugado o doblado de tal forma que al voltear el vaso, no se caiga.
  • Voltea el vaso y sumérgelo bien derecho, sin inclinarlo.
  • Conserva esta posición por unos segundos o minutos y después, saca el vaso sin perder la vertical.


¿Por qué sucede?

  • El vaso "vacío" en realidad contiene aire dentro. Al voltearlo y sumergirlo en el agua, ésta no puede entrar al vaso, porque ya hay aire dentro y el agua no puede desplazarlo fuera.

  • Además como el aire es más ligero que el agua, tampoco puede escapar hacia abajo.
  • De esta forma, el agua no toca al pañuelo y éste permanece seco.


¿Qué más puedo hacer?

Si al momento de sacar el vaso, inclinas un poco el vaso... ¿qué observas y cómo te lo explicas?






0 Respuestas a Experimento # 29: "El vaso de aire"

Publicar un comentario en la entrada