Para realizar este experimento necesitamos dos martillos y un trozo de cuerda.

En primer lugar hacemos un lazo pequeño con el trozo de cuerda y luego unimos los mangos de los martillos con el lazo tal como se muestra en el vídeo. Finalmente apoyamos la cabeza de uno de los martillos en el borde de una mesa y vemos que el conjunto se mantiene en el aire sin caer.

El centro de masas de los dos martillos está por debajo del punto de apoyo en el borde de la mesa y el conjunto se mantiene en equilibrio estable. Si se golpea ligeramente uno de los martillos vemos que oscilan en el borde de la mesa sin caer.




El vídeo se grabó en el taller de mi amigo y maestro Juan Delgado



0 Respuestas a 80 Equilibrio sorprendente con dos martillos

Publicar un comentario