Un indicador es una sustancia que tiene la particularidad de adquirir un color diferente según entre en contacto con un ácido o con una base. Podemos fabricar un indicador casero con una lombarda.


Primero cortamos la lomnbarda en rodajas finas y la ponemos a cocer bien cubierta de agua. Cuando empiece a hervir el agua retiramos el cazo del fuego y dejamos enfriar unos 20 minutos. Recogemos el agua de la cocción en un vaso, filtrándola con un colador, y ya tenemos listo nuestro líquido indicador.

Para ver el cambio de color, ponemos en un vaso la sustancia que queremos estudiar (por ejemplo zumo de limón) y añadimos una cucharada del líquido indicador. Si la sustancia es ácida, se vuelve roja al añadir el líquido indicador, y si es básica, se vuelve verde o azul.





En casa podemos encontrar ácidos (limón, vinagre, refresco de naranja, cerveza, etc.) y bases (amoniaco, lejía, bicarbonato sódico, etc.)




0 Respuestas a 56 La lombarda, un indicador natural

Publicar un comentario