¿Puede un huevo permanecer flotando en el agua, sin llegar a hundirse al fondo de ella?

Con este experimento muy sencillo, conocerás la
"Densidad" como propiedad de los líquidos.




Dificultad: Experimento muy fácil


Material: un vaso transparente, una buena cantidad de sal, agua y un huevo crudo.


¿Cómo hacerlo?

1.- Toma el vaso y añade agua, hasta alcanzar las 3/4 partes del vaso.
2.- Coloca el huevo en el agua dentro del vaso, y verás que se va al fondo.
3.- Ahora, con mucho cuidado, agrega la sal al vaso; y deténte cuando el huevo comienze a flotar por sí mismo.

¿Por qué sucede?

  • Si colocas un huevo en un vaso con agua simple, se va al fondo.
  • Al ponerle sal al agua, se hace más densa que el huevo y éste flota.
  • Es decir, el agua y la sal juntas, son más "pesadas" que el huevo y por eso pueden soportar su peso y sostenerlo sin que se hunda.
  • Este fenómeno, se debe al cambio de densidad del agua; que se incrementa al añadirle la sal.


¿Qué más puedo hacer?

Repite el experimento, agregando sal en cucharadas justo hasta que el huevo permanezca a medio camino, entre el fondo del vaso y la superficie del agua ¿Cuántas cucharadas utilizaste?




0 Respuestas a Experimento # 8 : El Huevo y la Sal

Publicar un comentario en la entrada