35 Hielo y sal

febrero 27, 2008 0 comentarios

Material:
1. Dos vasos
2. Cubitos de hielo
3. Bandeja de “corcho blanco” (las de la fruta, verdura, etc.)
4. Sal


Montaje:
1. Ponemos en la bandeja un poco de agua, de manera que se formen dos chanchitos separados, y sobre el agua los dos vasos.
2. Ponemos en los vasos la misma cantidad de cubitos de hielo (se puede emplear hielo picado).
3. En uno de los vasos añadimos un par de cucharadas de sal común.
4. En pocos minutos se observa que en el vaso con la sal los cubitos se funden con mayor rapidez.
5. Si se espera una media hora, podemos tocar los dos vasos y apreciar que la temperatura es inferior en el vaso con sal.
6. Por último, si levantamos los dos vasos, veremos que el agua bajo el vaso con agua y sal se congeló, y la bandeja se queda adherida al vaso.

Explicación:
En la superficie de los cubitos hay una capa de agua líquida en equilibrio con el hielo. Al añadir sal, parte de ésta se disuelve en el líquido que rodea los cubitos formando una disolución saturada que rompe el equilibrio con el hielo. Para recuperar el equilibrio la disolución tiende a diluirse y el hielo a enfriarse, lo que se logra fundiendo parte del hielo, que extrae el calor necesario para fundirse de la disolución, que se enfría por debajo de los 0 ºC. La temperatura de la disolución puede llegar a los 9 ºC bajo cero. El agua que estaba debajo del vaso se congela y la bandeja queda adherida al vaso y puede levantarse tirando de éste.


Una importante aplicación práctica de este fenómeno es la adición de grandes cantidades de sal a las carreteras heladas. La adición de sal a las carreteras heladas hace que el hielo y la nieve se fundan aunque la temperatura sea menor de 0 °C.





Material:
1. Dos tenedores
2. Un palillo de dientes

Montaje:

1. Entrelazamos los dos tenedores y el palillo de dientes
2. Si sostenemos el conjunto por el extremo del palillo de dientes permanece en equilibrio estable.



Explicación:
El centro de masas del conjunto está bajo su punto de apoyo y se mantienen en equilibrio estable.

En mis ratos libres aprendo a modelar el barro con mi amigo y maestro Juan Delgado. El siguiente video fue grabado en su taller.





He aquí un vehículo con un hibrido entre un motor magnético permanente y electromagnético que permite que se mueva hasta 180 km/hr. Definitivamente el futuro de nuestros medios de transporte ya los japoneses lo están trabajando. Increíble.

Otra forma (y la última de hoy) sobre rotores e imanes para impulsar motores sin batería.

Experimento #1


Experimento #2

Un más casero, que se puede ver como prueban los campos magnéticos.

Otro experimento con los campos magnéticos y rotores para generar energía "gratuíta".

Sin comentarios... Realmente destructor...

Un par de experimentos en donde un motor funciona solo a base de un pequeño impulso y unos imagenes que impiden que el motor se detenga. Tal vez sea la solución a la crisis energética, ¿no?

Experimento #1


Experimento #2

En realidad, solo fue la estación central de Nueva York, y fue un experimento social que realizaron con 207 agentes que quedaron complétamente inóviles durante 5 minutos. Es divertida la reacción de los transeúntes que pasan por la estación.

Material:

  • Una copa de cristal
  • Un vaso
  • Agua y colorante

Montaje:

  • Llenamos el vaso con agua y le añadimos el colorante.
  • Ponemos en la copa un poco de agua con colorante.
  • Nos mojamos un dedo en el agua y frotamos el borde de la copa suavemente y despacio.
    Al poco tiempo la copa vibra y se escucha un sonido.

Explicación:
Al frotar repetidamente el borde de la copa de cristal, ésta entra en resonancia.
La resonancia es un fenómeno físico que se produce cuando un cuerpo capaz de vibrar es sometido a la acción de una fuerza periódica, cuyo periodo de vibración coincide con el periodo de vibración característico de dicho cuerpo. En estas circunstancias el cuerpo vibra, aumentando de forma progresiva la amplitud de las vibraciones tras cada una de las actuaciones sucesivas de la fuerza.
La copa vibra con una frecuencia determinada y suena con un tono definido. Si se añade más agua a la copa el tono emitido se hace más grave.