Supongo que hacer fuego con la ayuda de una papa debe tener algo de fundamento científico, así que acá abajo les adjunto todo el procedimiento.
Materiales:

  • 1 papa
  • 2 montadientes
  • 2 cables
  • sal
  • pasta de diente
  • algodón
  • Una cuchara
  • Un cuchillo
Procedimiento:

1) Cortar la papa a la mitad. Luego, a una de las mitades, le harás dos perforaciones con los montadientes y pasarás los cables por allí. A la otra mitad le quitarás una pequeña porción del centro, con la ayuda de una cuchara.
2) Hacer una mezcla con sal y pasta dental, y colocarlo en el agujero que haz hecho con la cuchara en una de las mitades de la papa.
3) Una vez puesta la mezcla, tienes que unir las dos partes de la papa. Recuerda que los cables tienen que unirse dentro de la mezcla. Ahora con los montadientes sujetas las dos mitades.
4) Una vez cerrada, colocas un pedacito de algodón en la punta de uno de los cables y esperas 5 minutos.
5) Ahora para hacer fuego, ya pasados los 5 minutos, debes unir los cables y comenzará a prenderse fuego el algodón.
6) Si no te quedo claro el procedimiento, el video te sacara de dudas.

Este es un experimento casero muy vistoso, y la dificultad podria estar en la obtencion del Poliacrilato de sodio. Aunque preguntando en las grandes farmacias seguramente lo encuentran, como dice el dicho: "el que busca, encuentra".


Materiales:

1) Poliacrilato de sodio, se puede conseguir en farmacias (es cosa de preguntar en distintas farmacias)

2) Sal

3) Agua

4) Recipiente

Fundamento Teórico

El poliacrilato de sodio es una sustancia de color blanco, parecida al bicarbonato de sodio. No tiene olor caracteristico ademas es incoloro, esta sustancia es capaz de absorber en pocos segundos 20 veces su peso de agua y transformase en una sustancia blanca coposa muy parecida a la nieve. El poliacrilato de sodio no es venenoso

Procedimiento

1) En un recipiente ponemos el Poliacrilato de sodio y luego añadimos sal,

2) Añadir agua y dejar unos segundos, se observará la reacción claramente

3) Una reacción inversa a esta seria añadir sal a la "nieve" y observaran que poco a poco vuelve a las condiciones iniciales


Concepto:

El campo magnético puede superar el peso de un objeto cuando el objeto es liviano
Materiales:

  • 2 esferas de tecnopor chicas

  • Hilo de algodón simple

  • 1 soporte de madera

  • 4 ganchos

  • 2 imanes de barra mediano
Procedimiento:
Ahuecar las esferas de tecnopor si son macizas
Colocar un imán en cada esfera de modo que se enfrenten sus polos opuestos
Colgar una de las esferas del sostén por medio de los ganchos unidos con un trozo de hilo de algodón
Coloca la otra esfera en la misma linea que la superior

¿Quien fue este primate?

Gigantophitecus es un género extinto de primates hominoideos que existió desde hace un millón de años hasta hace 300.000 (Pleistoceno Inferior a Medio), habitando los actuales países de China, India y Vietnam y pudiendo haber convivido con Homo erectus en Asia sudoriental. Las evidencias fósiles sugieren que Gigantophitecus fue el primate más grande que habitó el planeta. Probablemente haya sido cuadrúpedo y herbívoro, con una dieta similar a la del panda gigante basada en el bambú, y posiblemente suplementada con frutas de estación.

Características físicas

Basados en la escasa evidencia de la cual disponemos (básicamente enormes molares y dientes de aproximadamente 2,5 cm de ancho, recolectados de tiendas de medicina tradicional china, pero claramente genuinos), Gigantopithecus debe haber medido 3 metros de altura, y pesado de 300 a 500 kilogramos. 2 ó 3 veces el tamaño de un gorila, aunque sus parientes vivos más cercanos serían los orangutanes. Esta estimación se basa en el cociente cabeza–esqueleto, en los primates conocidos actualmente.

¿Como se extinguieron?

Se desconoce el porqué de la extinción de Gigantophitecus, se supone que las razones principales fueron los cambios climáticos y la competencia por los recursos con especies mejor adaptadas (pandas u hombres primitivos).

¿Qué científico inicio el estudio del Gigantophitecus?

Fue el paleontólogo alemán Ralph von Koenigswald quien halló el molar mencionado, en Hong Kong durante el año 1935. Enseguida reconoció que se trataba de una especie de simio gigante, a cuyo estudio se abocó durante los siguientes cuatro años. Durante la Segunda Guerra Mundial Von Koenigswald fue tomado prisionero, lo cual interrumpió su investigación.

Durante años la medicina china ha trabajado con estos fósiles, conocidos como "huesos de dragón". El valor económico que poseen ha llevado a que los habitantes de estas regiones los recolecten produciendo su desaparición de muchos sitios donde podrían haberse encontrado.

Algunos criptozoólogos han postulado que los seres legendarios conocidos en distintas geografías como Yeti, o Pie grande podrían ser variedades de Gigantopithecus que habrían sobrevivido hasta el presente.